¿Cómo cambiar el anti-congelante?

Get Adobe Flash player

Si desea que su vehículo dure mas, aprenda como cambiar el anti-congelante. Los dueños de vehículos deben cambiar su enfriante al menos una vez al año. El proceso no es difícil.

Cosas que necesitará para cambiar el anti-congelan:

 

  • Manual de Reparación de Servicio 
  • Bandeja de drenaje de 2-3 Galones 
  • 50-50 Enfriante Anticongelante 
  • Alicates
  • Pasos a seguir para cambiar el anti-congelante:

    Paso 1: Precauciones de Seguridad

    Asegúrese de seguir todas las precauciones de seguridad necesarias para prevenir un accidente. Evite derramar el refrigerante y mantenga a las mascotas y niños lejos del área de trabajo. Asegúrese que el motor esté apagado y espere hasta que se enfríe.

    Paso 2: Drenar el Refrigerante

    Coloca la bandeja de drenaje debajo de válvula de drenaje del radiador. Remueva la válvula del radiador a mano o utilice un par de alicates. Observe el anti-congelante saliendo del tanque y del sistema de enfriamiento a medida que cae en la bandeja de drenaje.

    Paso 3: Remueva los tapones de motor

    Remueva la tapa a presión del radiador para permitir que el resto del enfriante salga del radiador. Utilice una llave inglesa para remover los tapones de drenaje que bloquean el motor. Deje fluir el anti-congelante desde el motor hasta la bandeja de drenaje. Asegúrese que el enfriante sea drenado del radiador y del tanque de recobro del enfriante.

    Paso 4: Rellenar el sistema de refrigeración

    Vuelva a instalar los tapones de drenaje del motor y la válvula. Conozca cuanto anti-congelante su automóvil está supuesto a tener leyendo el manual de reparación de servicio. Por ejemplo, si el manual dice cuatro cuartos de anti-congelante, agregue dos cuartos de enfriante y dos cuartos de agua. Vierta suavemente la mezcla  50-50 en anti-congelante y agua en el cuello de llenado del radiador a través de un embudo.

    Paso 5: Encienda el Motor

    Encienda el motor y déjelo reposar por unos minutos. Deje calentar el motor sin la tapa del radiador puesta. Encienda la calefacción del vehículo a la posición alta y caliente. Observe en el radiador si el refrigerante esta circulando. Esto significa que el termostato está abierto. Instale la tapa del radiador y asegúrese que el tanque del enfriante esté lleno. Pruebe el nivel de protección del enfriante y ha terminado.

 

X

Al continuar su visita a este sitio, usted acepta el uso de cookies para recopilar estadísticas sobre las visitas. Sin embargo, siempre se puede desactivar el uso de cookies, mediante la selección de la configuración apropiada en su navegador. Click here Conozca más.